enero 12, 2019

Existen muchos tipos de gatos.

Hay unos, que por falta de atenciones, escapan y se van a deriva.

Otros hogareños, acostumbrados a un calor constante acompañado de traseúntes cada fin de semana y llegan a persuadirse de un aroma mientras exiguen que siempre vuelva.

Existen ésos que son pequeños, vulnerables, insistiendo por cuidados y seguridad, ya que todo lo ajeno es peligroso además de desconocido.

¿Qué pasa cuando juntan a los últimos dos? Pues que el primero se vuelve propetario de todo lo que toca, ocupa dejar en claro su puesto sin importar a quién muerda y de sus rasguños, en cambio el segundo, siente una efímera promesa de libertad resguardada, queriendo obtener de forma segura lo que desea, mas lo que obtiene es desprecio.



  1. ¿Cuál de los gatos está peor? No veo nada de malo en la ingenuidad del último. Y así, Oniros y Orfeo.